Calendario
diciembre 2014
L M X J V S D
« nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

La historia del Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca

Lo que empezó como parte de la lucha contra el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, se ha convertido en un callejón sin salida para el gobierno del cambio, por los recursos que implicará hacer ley al PTEO

Samael Hernández Ruiz

El martes siete de febrero de 2012, la dirigencia de la Sección 22 presentó a la Comisión Mixta IEEPO-Sección 22 el documento: Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca (PTEO).

Las declaraciones del gobernador Gabino Cué Monteagudo fueron escuetas y cautelosas, pero la forma como el acontecimiento se presentó en la prensa dio la impresión de una versión oaxaqueña de lo que se conoce como la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE).

Posteriormente, el mismo gobernador alabó al PTEO en su segundo informe de gobierno: “En un acto de gran trascendencia para el futuro de la educación en Oaxaca y como resultado del esfuerzo compartido entre el gobierno del estado y la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se presentó el Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca, cuyo objetivo es elevar la calidad de la enseñanza que se imparte en la entidad”.

Los antecedentes del PTEO

La historia de esta eventual alianza, que comenzó como una inconformidad de la Sección 22 contra la ACE, tomó la forma de una demanda por el reconocimiento de su propuesta de educación alternativa.

La ACE fue firmada en mayo de 2008; antes,  en 2006, los trabajadores de la Sección 22 del SNTE fueron actores principales en el conflicto cuya demanda principal era la salida del entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz. El conflicto de 2006 llevó a la Sección 22 a ya no dirigir formalmente su pliego de demandas al gobierno del estado, sino al gobierno federal.

En el XIX Precongreso Democrático (20-26 septiembre de 2008) de la Sección 22, se tomó el  acuerdo de rechazar la “reforma laboral, privatización de la educación, desaparición de las normales y la firma de la ACE”, además de ordenar al Centro de Estudios para el Desarrollo Educativo 22 y el Centro de Estudios Políticos Sindicales de la Sección 22 trabajar sobre un proyecto pedagógico de educación alternativa para contrarrestar a la ACE”.

En su pliego petitorio del primero de mayo de 2009, la demanda central fue el rechazo de la ACE y por la construcción de una propuesta de mejoramiento de la educación, y exigieron el reconocimiento de su Programa estatal para la construcción, ampliación, remodelación y equipamiento de la infraestructura escolar; Programa estatal para mejorar las condiciones de vida  y escolares de los niños y jóvenes oaxaqueños; Programa estatal de estímulos e incentivos a la labor docente; Sistema estatal de actualización, capacitación y superación profesional de los docentes en servicio; y el Sistema estatal de evaluación de alumnos, profesores, directivos y procesos educativos.

En respuesta, los gobiernos estatal y federal aceptaron, el 21 de mayo de 2009, instalar una Comisión Mixta IEEPO-SECCIÓN 22, para la construcción de una propuesta estatal de mejoramiento de la educación, que serían presentados ante la Comisión Rectora Nacional SEP-SNTE.

En la jornada magisterial de 2010, la demanda de la Sección 22 fue la exigencia para el reconocimiento y operatividad de los cuatro programas y un sistema que propone a la Comisión Mixta IEEPO-Sección 22, por ser acordes a la realidad social, política y económica del estado.

Posteriormente, en mayo de 2011, la Sección 22 del SNTE replanteó su demanda para exigir “el reconocimiento, asignación y aplicación de recursos para el Proyecto de Mejoramiento Educativo para el Estado de Oaxaca, fundamentado en los tres programas y dos sistemas”.

El PTEO se convierte en un proyecto educativo de gobierno

El martes siete de febrero de 2012, el gobierno del estado y la Sección 22, presentaron el documento: Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca, donde se afirma:

“El Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca es una propuesta educativa construida por el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca y la Sección 22 del SNTE, y está estructurado por tres programas y dos sistemas: Los programas son, el de mejoramiento escolar y de vida de niños, jóvenes y adultos; el de reconocimiento educativo de los trabajadores de la educación de Oaxaca; y el popular comunitario de infraestructura y equipamiento educativo de Oaxaca; los sistemas son: El Sistema Estatal de Evaluación de Oaxaca y el Sistema Estatal de Formación Profesional de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca”.

Con lo anterior quedó sellado el destino de lo que inició como una demanda de la Sección 22, para convertirse en una propuesta del propio gobierno del estado de Oaxaca.

El PTEO, la reforma educativa y la demanda de la Sección 22

El 10 de diciembre de 2012, Felipe Solís Acero, secretario de Enlace Legislativo de la Presidencia de la República, envió la iniciativa que reforma diversas disposiciones de la Constitución, en particular las contenidas en  los  artículos tercero y 73 de la carta magna. El proyecto de reforma fue aprobado sin muchos contratiempos.

La reacción del recién estrenado dirigente seccional, el profesor Rubén Núñez Ginés, fue declarar: “La reforma en Oaxaca no va a pasar, no a la modificación del artículo tercero”. La respuesta magisterial a la eventual aprobación de la reforma fue contundente: La asamblea estatal del 12 de enero de 2013 acordó: “Se exige al gobierno del estado y al Congreso local que dictamine como decreto educativo el Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca”.

La asamblea se declaró permanente y el lunes, 14 de enero, fue cercado el Congreso local para supuestamente impedir que los diputados aprobaran la reforma educativa. A pesar de todo, a la fecha, 19 estados aprobaron la reforma propuesta por el Ejecutivo federal, por lo que se puede afirmar que la reforma a los artículos constitucionales tercero y 73 se ha consumado; por tanto, la forma en cómo vote el Congreso de Oaxaca es irrelevante.

¿Los diputados se salvaron? La respuesta es no. Queda ahora la parte quizás más complicada para el gobierno del estado de Oaxaca: Ceder o no a las pretensiones de la Sección 22 de elevar a rango de ley al PTEO y los recursos que ello implica, porque de la federación seguramente no obtendrán absolutamente nada.

Los comentarios están cerrados.

      a
      
Archivo